02 febrero, 2015

playa

Nueve adultos en ronda se pasan la pelota a lo volley. Cuentan: 1, 2, 3. Se le cae la pelota a alguno y vuelven a empezar: 1, 2, 3, 4, 5, se cae la pelota y así. 
Desde la orilla aparece Pedrucho, tiene un año y ocho meses. Trata de mantener el equilibrio en la arena mientras se acerca a la ronda. Uno de los adultos le ofrece la pelota para jugar. Pedrucho ni se inmuta.
Vuelven a armar la ronda para empezar una vez más. 1, 2, 3. Pedrucho se arma de fuerza y grita: ono, dó, té.

Comments: Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Nihil humani a me alienum puto (Terencio)