13 abril, 2014

#washi #desk #escritorio #color #cinta #papel #tape #paper



via Instagram http://ift.tt/1kLaS1N

Etiquetas: ,


12 abril, 2014

#tutu #elcorsario #ballet #sodre #auditorio #uruguay



via Instagram http://ift.tt/1qNL9Dq

Etiquetas: ,


#elcorsario #ballet #sodre #auditorio #uruguay



via Instagram http://ift.tt/RcxNpX

Etiquetas: ,


#elcorsario #ballet #sodre #auditorio #uruguay



via Instagram http://ift.tt/RcxL1e

Etiquetas: ,


#elcorsario #ballet #sodre #auditorio #uruguay #nofilter



via Instagram http://ift.tt/1qNL96h

Etiquetas: ,


#elcorsario #ballet #sodre #auditorio #uruguay



via Instagram http://ift.tt/RcxMT2

Etiquetas: ,


#streaming



via Instagram http://ift.tt/RcxKue

Etiquetas: ,


11 abril, 2014

#tormenta #storm #cerro #montevideo #uruguay



via Instagram http://ift.tt/1kylwZD

Etiquetas: ,


#auditorio #sodre #montevideo #uruguay



via Instagram http://ift.tt/1gdTawm

Etiquetas: ,


07 abril, 2014

#582 #montevideo #uruguay



via Instagram http://ift.tt/1lLO0ii

Etiquetas: ,


05 abril, 2014

#manos #sacan #foto #lumix #iphone #nofilter



via Instagram http://ift.tt/1oBMsJS

Etiquetas: ,


02 abril, 2014

Mensch


Ser mensch podría traducirse como “ser gente” o “ser persona”, pero gente y persona no se asocian a determinados valores que a un mensch nunca le van a faltar. No es que sea perfecto, el mensch se destaca por no ser perfecto pero por sobre todo, por saberlo. El mensch se asume imperfecto y aprende. Porque el mensch para ser mensch debe progresar y hacerse más mensch con el paso del tiempo.

El mensch se sabe finito. Camina despacio para que nadie sienta que ha sido sobrepasado. Mira las palabras buscando más de un significado. Escucha, dedica su ser a escuchar cuando así siente que amerita hacerlo. El mensch, intuye, es exegético. Es paciente.  
El mensch es apreciado por sus vecinos, respetado por padres e hijos. No siempre comprendido por su pareja, pero amado sí, eso con certeza.
Hay una cierta autoridad en el mensch. La clase de autoridad que nace del respeto, una clase de autoridad que emana del testigo del mensch y el mensch refleja sin intención.
Cada día es más difícil ser mensch.

Además, está claro que nadie nace con vocación de mensch, y elegir ese camino es mucho más difícil que optar por una profesión. Por cierto, ser mensch no tiene que ver con género ni clase social.

El mensch, por sobre todas las cosas, siempre se pone en el lugar del otro. Siente que la empatía es la única forma de mantener una relación, y trata, busca, encontrar ese espacio mental donde uno se figura el otro para pensar y sentir desde ahí. Es un arte difícil, que no se enseña. Seguramente el mensch tuvo ejemplos sólidos en los que asirse. El mensch encontró en su vida personas de las que pudo ser testigo para aprender, aprehender, comprender, las imperfecciones. Para proyectarlas en sí mismo y crecerse.




29 marzo, 2014



via Instagram http://ift.tt/1jJ2pvJ

Etiquetas: ,


11 enero, 2012

mudanza

de alguna tranquila manera estoy mudando el blog a http://adivinaelparpadeo.wordpress.com/
y en http://parpadeos.tumblr.com/ hay una versión tumblr distinta...

23 diciembre, 2011

2012


21 diciembre, 2011


17 enero, 2011

Walsh & Lear

Walsh & Lear
Por Juan Sasturain (contratapa Página12, 17/11/11)

“Vale más la paz resfriada / que la guerra con salud.”
“Canción del estornudo”, M. E. W.

Tengo hace rato un relato / que me aprieta en el zapato.
Empieza con una fila / frente a la puerta de Arriba.

Y en la punta de la cola / un señor y una señora.
Walsh y Lear, se llamaban, / pero en la lista no estaban.

–Son de siglos diferentes / –dijo el portero celeste-.
Del XIX al XXI... / no son poquitos minutos.
Ellos creían que el tiempo / no era un problema en el Cielo
y se habían esperado / una montaña de años,
dejando pasar los turnos / para poder subir juntos.

Pero el Angel burocrático / consultaba su libraco:
–Lear, Lear... lo recuerdo. / Si llegó hace mucho tiempo.
Hay un Walsh en esta hoja / escrito con tinta roja.
Y sobre el mapa infinito / del soberbio Paraíso
les dio el detalle preciso / de su eterno domicilio:
–The King Lear, soberano, / reside en “Imaginarios”
y a Walsh, Rodolfo, lo tengo / en “Escritores muy buenos”.

Los postulantes, perplejos, / de repente comprendieron:
había quilombo de archivo / por los nombres parecidos.

–Yo soy Edward –dijo Lear– / y no me soñó Shakespeare.
No soy ningún personaje / sino un loco dibujante.
Ilustrador de mis rimas / más libres y divertidas,
soy alegremente célebre / por inventar el nonsense

También soy Walsh –dijo ella– / y me llamo María Elena.
Rodolfo, un primo lejano, / sólo me ganó de mano.
De Los oficios terrestres / el de cantarle a la gente
me eligió sin darme cuenta / desde que era muy pendeja.
Escribí versos, canciones / para nenas y varones,

ejecutivos, bacanas, / vacas, tortugas, cigarras...
Y soy la mejor –me dicen– / los que siguen siendo pibes.
A veces me puse amarga / y acaso metí la pata:
Lo mío es Doña Disparate / y no Operación Masacre.

Ya había inquietud en la cola / por la charla y la demora
y empezaron con los gritos / de apúrense que hace frío.
A los guardianes del Cielo, / si algo les sobra, es el tiempo:
–No entiendo –dijo el portero– / que habiendo muerto primero,
usted, Lear, no subiera / y la señora quisiera
venir derecho a la fila / sólo por su compañía.
Turnándose en la palabra / se lo explicaron con calma:
–No vine antes para Arriba / por esperar a esta piba.
–Y yo no me hubiera muerto / si no era por conocerlo.
–Entendió mejor que nadie / la verdad del disparate.
Mis limmericks en inglés / son su reino del revés.
–De Lear aprendí el modo / de poder decirlo todo:
el camino del absurdo / para hablar mejor del mundo.
Y así terminaron ambos / la fuerza de su alegato:
Se lo decimos a dúo: / los dos juntos o ninguno.

Al final se abrió la Puerta / y les hicieron la oferta.
–Hay un Cielo de Argentinos / donde miran los partidos:
se lo pasan discutiendo / y no se ponen de acuerdo.
Envidian a los que esperan / putean a los que llegan
pero se acuestan muy tarde / y ahí no se aburre nadie.
–También está el British Heaven. / Aunque haya pocos que creen
que hay ingleses en el Cielo / disfrutan de un pub modelo:
fuman, beben moderado, / cierra a las ocho, temprano.

Y Lear, por cortesía, / se quedó con Argentina.
“Es absurdo para mí / que exista un lugar así.”
Una vez más, como siempre / había ganado el nonsense.

Esta es una buena historia / para contar de memoria.
Y como es toda mentira / resulta más divertida.

14 enero, 2011

Montevideo panorama


13 enero, 2011

trabajo infantil


11 enero, 2011

cielos
















el cielo se tiñe, testigo de la filita de autos camino al este y uno tan a contramano...

28 diciembre, 2010

dead philosophers













dead philosophers

08 diciembre, 2010

amas de casa

El rol del ama de casa en la publicidad - Publicado hoy en Página12

Cecilia Díaz reflexiona sobre la construcción del rol del ama de casa en la publicidad. Un nuevo libro del periodista Manuel Barrientos sobre comunicación y política.
Por Por Cecilia B. Díaz *

Las publicidades recientes sobre productos de limpieza a través de la dramatización de situaciones cotidianas no sólo imponen la necesidad de consumo de lo prescindible sino que también reproducen un estereotipo machista, anacrónico y denigrante acerca del rol de la mujer en la sociedad.

En este sentido, la serie de spots del producto Mr. Músculo resulta significativa. En general, se observa la misma estructura narrativa: un espacio de la casa abarrotado de suciedad, un ama de casa dubitativa ante el quehacer y, finalmente, sobreviene el héroe que simboliza la eficacia de lo que se vende.

El personaje Mr. Músculo es atlético, hábil, dinámico y resolutivo, y luego de ostentar su habilidad, sale de escena rápidamente. En contraste, la “víctima”, contrariada por el inconveniente en su baño y/o cocina, siempre es una mujer, quien por sí sola no encuentra solución y es un hombre fuerte el que la viene a salvar. Allí se revela el estereotipo porque, actualmente, la limpieza del hogar ya no es sólo campo exclusivo de la femineidad, sino que existen hombres (solteros, separados y/o jefes de familia) al frente de las tareas domésticas.

Otro caso similar lo constituye Poett, que desde códigos diferentes entra en contradicción. Por un lado, el single expresa: “Tengo tiempo para crear, soy libre para soñar, tengo ganas de cantar, tengo alas para volar”, el cual, sin duda, parece un mensaje liberador. Sin embargo, la protagonista de la pieza publicitaria termina de asear el piso del living y, bajo el efecto de la “delicada fragancia”, espera con una sonrisa cuando vuelven su hijo, su marido y el perro. Es decir, vuelven las obligaciones sobre su rol de esposa y madre. De este modo, en la imagen está la ruptura con ese mensaje que, en un principio, parecía liberador. Es válido, entonces, preguntarse: ¿cuál es el tiempo que tiene para “crear”, si cuando terminó su tarea vuelven sus demandas? Efectivamente, se naturaliza que el trabajo de ama de casa implica la falta de tiempo libre y es intrínseco al género femenino.

Anacrónicamente, en ninguno de estos spots se contempla la esfera profesional en la que se desarrolla la mujer hoy. Incluso, desde el análisis semiológico se puede observar que en la construcción de la imagen de la ama de casa se recurre a colores neutros, aspecto prolijo, vestimenta y peinados conservadores con el doble propósito de lograr una fácil identificación, por un lado, y cosificar a las protagonistas, por el otro. Esta última característica alcanza el extremo en el que ellas no tienen personalidad, sino que son esfumadas por la omnipresencia del producto.

La publicidad para lograr una rápida interpretación de su mensaje y destacar las cualidades de un producto suele valerse de simplificaciones. Pero en estos casos, los estereotipos corresponden a patrones de consumo de otro tiempo y su finalidad es, en última instancia, naturalizar una visión conservadora de la mujer.

* Licenciada en Comunicación Social - Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM).

21 noviembre, 2010

piratería

El otro costado de la pirateria - fuente: Radar/Página12

Cuando salieron los casetes, las compañías discográficas aseguraron que era el fin de la industria; que la gente se iba a grabar los vinilos, que nadie iba a comprar discos y que los músicos se iban a morir de hambre.
Aparecieron las videocaseteras y, en Estados Unidos, un juez falló que grabarse un programa y adelantar los avisos no era robar; las compañías de televisión aseguraron que la televisión se iba a morir de hambre si nadie miraba los avisos.
Ahora que existe Internet las compañías aseguran, una vez más, que los artistas se van a morir de hambre porque la gente simplemente va a bajarse las cosas sin pagarlas.
Steve Lieber, autor de la novela gráfica Underground, se enteró de que en el foro de Internet 4chan estaban publicando su obra completa, página por página cuidadosamente escaneada. En vez de hacer juicio, Lieber hizo algo insólito: dialogó con sus piratas.
“En cuanto a lo de poner mis páginas aquí, ¿qué puedo decir?”, elaboró en 4chan. “Entiendo que así son las cosas y trato de vivir en la misma década que todo el mundo. Al menos me siento halagado de que a alguien le haya gustado tanto como para tomarse el trabajo de escanear todo y ponerlo aquí.”
La charla se convirtió en una ronda de preguntas y respuestas una vez que Lieber, vía Twitter y a través de su website oficial, confirmó que efectivamente era él quien estaba escribiendo; algo necesario ya que 4chan es un foro anónimo y podía ser cualquiera haciéndose pasar por él.
Finalmente Lieber decidió ofrecer Underground en su website www.undergroundthecomic.com para que cualquiera se lo pueda bajar en forma gratuita. Están los links adicionales para donar plata y para comprarse una copia en papel de la obra.
Las ventas del comic se fueron por las nubes. Lieber, emocionado, publicó imágenes mostrando que a partir de su aparición en 4chan las cosas empezaron a moverse. Lejos de matarlo de hambre, la piratería le permitió una difusión insospechada de su material.
Quizá la salida no sea hacer juicios al estilo Capif ni hacer lo que sugirió hace poco Gene Simmons, de Kiss: “Ir a juicio y quitarles hasta el último centavo”. Quizá simplemente se trate de que todo el mundo, de alguna forma, trate de vivir en la misma década.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Nihil humani a me alienum puto (Terencio)