15 enero, 2008

Horcón




Caleta de Horcón, verano, sombrillas, aves y olas inmensas. El Pacífico esplendoroso, pescado fresco y barquitos. Más aves, grandes y pequeñas sobrevuelan la bahía.
Voy despidiéndome de Chile con tiempo, apreciando sus bondades y bellezas. No puedo negar que me identifico con las gaviotas, que miran y luego echan a volar. Con ganas, sí, claro.

Comments:
Qué maravilla! Digo, qué maravilla despedirse...
Muchos buenos augurios para esta nueva etapa que se viene, espero seguirla de cerca, reflejarme en esos ojos de reencuentro. Ojalá te dé para seguir escribiendo...
Un abrazo.
 
muchas gracias maga, voy a tratar de no abandonar el blog, aunque a veces es tanto lo que tengo que hacer que no me da para nada más.
pero no quiero perder este rinconcito.
abrazo,
dina
 
caramba, resulta que ahora lo va a extrañar a Chile! que tenga buen regreso...
 
holaaa! me interesaron mucho los articulos y quisiera extender una invitacion intercambiar enlaces con tu web, somos un equipo y actualmente tenemos dos proyectos para publicitar blogs, para obtener mas visitas y mas trafico, asi que te invito a leerlos y a participar de alguno o de los dos, un gran saludo y desde ya muchas gracias por leer el mensaje!

bloggerxero cadena de enlaces!

Directorio bloggero, enlaza tu blog!
exitos en este 2008! lleno de bendiciones y sigue asi con tu blog! ta chulo :)
 
Ahora nomas,las costas viejas del nuevo paisito. Otros vuelos de aves cercanas. Otras horas de mate costero y planeo ramblenze.
Salud y buenaventura para el regreso.
Bienvenida!
 
Gracias a todos, debo decir que vuestros comentarios a lo largo de este camino me han sido compañía y alegría.
Otro camino descubre el futuro, espero seais igualmente compañeros.
Mis cariños a todos,
Dina
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Nihil humani a me alienum puto (Terencio)