11 mayo, 2006

de El último lector

extractos de El último lector de Ricardo Piglia

(pág. 40) “Kafka convierte a Felice Bauer en la lectora en el sentido puro. La lectora atada a los textos, que cambia de vida a partir de lo que lee (ésa es la ilusión de Kafka). Se trata a la vez de un aprendizaje y de una inciación (...)
En 1912, el primer año de esta relación epistolar, Kafka escribe casi 300 cartas. Dos, tres y hasta cuatro por día. Sólo palabras escritas. Las cartas son iguales a su escritura, por momentos la acompañan y por momentos la sustituyen, pero tienen un destinatario concreto: alguien (que al principio es casi un desconocido) espera las cartas, alguien soporta las consecuencias. Casi nunca se ven, sólo se escriben. La seducción y la lectura. Las relaciones ya han sido señaladas. Los amantes se encuentran en el texto que leen.” (...)

(Pág. 69) “La noche del primer encuentro (con Felice), Kafka ha construido imaginariamente la figura de una lectora atada a sus manuscritos. Una figura sentimental que une la escritura y la vida. La mujer perfecta en la perspectiva de Kafka (pero no sólo de él) sería entonces la lectora fiel, que vive la vida para leer y copiar los manuscritos del hombre que escribe. Se trata de una gran tradición: basta pensar en Sofía Tolstoi, que copia siete versiones completas de La guerra y la paz (al final pensaba que la novela era de ella y empezaron los conflictos brutales con el marido).
Hay que leer su diario y el de Tolstoi. La guerra conyugal.
Y si seguimos con las lectoras-copistas rusas, podemos recordar la historia de Dostoievski, que Kafka conocía muy bien. Ese momento único en que, apremiado por sus deudas, debe escribir al mismo tiempo Crimen y castigo y El jugador (uno a la mañana y otro a la tarde) y decide contratar una taquígrafa, Anna Giriegorievna Snitkine. Entre el 4 y 29 de octubre de 1866 le dicta El jugador y el 15 de febrero de 1867 se casa con ella, luego de pedirle la mano el 8 de noviembre: una semana después de haberla conocido. Una velocidad dostoievskiana (y una situación kafkiana). La mujer seducida por el simple hecho de ver la capacidad de producción de un hombre. La mujer seducida mientras escribe lo que se le dicta.
Y está Vera Nabokov. La sombra rusa, la mujer que anda con un revólver para proteger al marido, su “ayudante” en las clases en Cornell (ésa es la palabra que usa Nabokov al presentarla) y, sobre todo, la copista, la que copia interminablemente los manuscritos, la que copia una y otra vez las fichas donde su marido escriba la primera versión de sus novelas. Y, además, la que escribe en su nombre las cartas. En la biografía de Stacy Schiff, Vera, se puede ver cómo se construye esa figura simbiótica de mujer-de-escritor, de mujer-dedicada-a-la-vida-del-genio. Vera escribe como si fuera su marido. Ocupa, invisible, su lugar. Escribe en lugar de él, por él, y se disuelve.
La inversa, desde luego, es Nora Joyce, que se niega a leer cualquier página de su marido, ni siquiera abre Ulysses, ni siquiera entiende que la novela esté situada el 16 de junio de 1904 como recuerdo del día que se conocieron. Nora se sostiene en otro lugar, muy sexualizado, al menos para Joyce. Eso es visible en las cartas que él le escribe. (Las cartas de Kafka a Felice son iguales en un punto: le ordenan por escrito a la mujer lo que debe hacer, e incluso lo que debe decir y pensar. La escritura como poder y disposición del cuerpo de otro. Otra forma de bovarismo: la mujer debe hacer lo que lee.)
La mujer-copista y la mujer-musa: mujeres de escritores. La mujer fatal que inspira y la mujer dócil que copia. O dos tipos distintos de inspiración: la que se niega a leer y la que sólo quiere leer. Dos formas de esclavitud.” (...)

(Pág.71) “Todos los escritores son ciegos –en sentido alegórico a la Kafka–, no pueden ver sus manuscritos. Necesitan la mirada de otro. Una mujer amada que lee desde otro lugar pero con sus propios ojos. No hay forma de leer los propios textos sino es bajo los ojos de otro.” (...)


Comments:
I really enjoyed looking at your site, I found it very helpful indeed, keep up the good work.
»
 
I'm impressed with your site, very nice graphics!
»
 
Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»
 
Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»
 
I find some information here.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Nihil humani a me alienum puto (Terencio)