11 mayo, 2006

espera

Esperar siempre es difícil, pero uno va y espera.
No se sienta a esperar, vive esperando.
Las salas de espera son para ocasiones puntuales,
médicos y
hospitales, aeropuertos. Uno espera resultados, espera a otros, espera respuestas. Esperamos desde pequeños, el odontólogo siempre es la espera menos deseada, por el contrario, en navidad esperamos las 12 para tirar cohetes y ver qué nos dejaron en el arbolito. Esperamos que se acuerden de nosotros los reyes, esperamos que los profesores nos den las calificaciones de los exámenes, esperamos que nos saluden en nuestro cumpleaños y también esperamos que el semáforo cambie de color para cruzar la calle.
Hay esperas eternas que culminan en nada y esperas llenas de esperanza que se realizan y nos hacen felices.
Esperas con esperanza y mientras tanto se vive, porque sentarse sería vano.
También hay sorpresas, porque de repente uno no espera nada y algo aparece.
Un amigo nuevo, el mensaje tierno de un ex novio que todavía me recuerda, la noticia que algo bueno sucede, una película linda con final precioso.
Esperanza de que el tiempo pase rápido para que se convierta en reencuentro.
Aprendiendo a esperar lento, sin apuros, porque con paciencia se vive más tranquilo.
Y si de paciencia se trata... entonces mejor esperar con motivos. Nada mejor que crecer aprendiendo y esperar más de uno que del resto.


Comments:
Hallo I absolutely adore your site. You have beautiful graphics I have ever seen.
»
 
This site is one of the best I have ever seen, wish I had one like this.
»
 
I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»
 
I find some information here.
 
Here are some latest links to sites where I found some information: http://google-index.info/2334.html or http://google-machine.info/2647.html
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Nihil humani a me alienum puto (Terencio)