11 junio, 2006

de Mijaíl Bajtín

extracto de Estética de la creación verbal de Mijaíl M. Bajtín

La actitud arquitectónicamente estable y dinámicamente viva del autor con respecto a su personaje debe ser comprendida tanto en sus principios básicos como en las diversas manifestaciones individuales que tal actitud revela en cada autor y cada obra determinada... cada momento de una obra se nos presenta como reacción del autor, que abarca tanto el objeto mismo como la reacción del personaje frente al objeto (reacción a la reacción); en este sentido, el autor es el que da tono a todo detalle de su personaje, a cualquier rasgo suyo, a todo suceso de su vida, a todo acto suyo, a sus pensamientos, sentimientos, igual que en la vida real evaluamos cualquier manifestación de las personas que nos rodean; pero en la vida tales reacciones son de carácter suelto y vienen a ser precisamente reacciones a algunas manifestaciones aisladas y no a la totalidad de una persona dada; inclusive allí donde ofrecemos una definición completa de una persona y la definimos como buena o mala, egoísta, etc., las definiciones expresan una postura pragmática y vitalista que adoptamos frente a esta persona, y no tanto la determinan, como, más bien, dan cierto pronóstico de aquello que podría o no esperarse de la persona en cuestión; o finalmente, nuestras definiciones son impresiones eventuales de una totalidad, o una mala generalización empírica; en la vida real no nos interesa la totalidad de la persona sino actos aislados suyos, que de una u otra manera nos importan... uno mismo es la persona menos indicada para percibir en sí la totalidad individual. Pero en una obra artística, en la base de la reacción del autor a las manifestaciones aisladas de su personaje está una reacción única con la totalidad del personaje, y todas las manifestaciones separadas tienen tanta importancia para la caracterización del todo como su conjunto... Esa reacción total frente al héroe literario tiene un carácter fundamentalmente productivo y constructivo. Y en general, toda actitud de principio tiene un carácter creativo y productivo...


Comments:
El diario El País (España) publico el día 3 de noviembre de 2005 un reportaje que titulaba “Expedición al volcán desconocido” en el que se informaba de que unos científicos españoles iban a hacer una expedición a un volcán de Guinea Ecuatorial.

El día 6 de abril de 2006 El País publica un artículo titulado “Nueva vida en el volcán” en donde se daba cuenta del éxito de la expedición.

En todo momento Ignacio Martín, que así se llama el expedicionario, afirma ser el primero en llegar a la Caldera de Luba. Esto, con toda probabilidad, no es cierto y así lo atestiguan testimonios como el de Andy Maykuth que en su blog el día 2 de diciembre de 2005 muestra su extrañeza al ver a Ignacio Martín diciendo que es el primero en llegar a la Caldera de Luba. Igualmente en el mismo sentido expediciones españolas de los años cincuenta y sesenta.

En esta página Web podrá seguir esta historia:

http://www.raimonland.net/foro/index.php?act=ST&f=5&t=888&s=37101e94eae811ac08a85e65801cccf0

También tecleando en Google “Caldera de Luba”

Si consideras que esta historia es un montaje, pásala, por favor, a las personas que conozcas, foros, blog o a los medios de comunicación a tu alcance a ver si conseguimos que El País rectifique.

Buenas noches y buena suerte. Fair Play. Gracias.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Nihil humani a me alienum puto (Terencio)